¿Qué causa mal olor en la vulva?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Es diferente un malestar de la vulva y una infección vaginal –en la zona interna, y que puede producir incomodidades en la entrada de la vagina y sentirla en la vulva–.

¿Qué causa mal olor en la vulva?

 

Así como nuestra axila puede llegar a tener diversos olores intrínsecos de nuestro cuerpo, nuestra vulva también puede llegar a desprender ciertos olores muy intensos. Inclusive hay ocasiones que el olor puede llegar a incomodar o pensar que no es muy normal. Sin embargo, ¿qué está causando mal olor en la zona íntima?

 

¿La zona íntima es la vulva o la vagina?

 

Para poder comprender a nuestro cuerpo es indispensable (re)conocer cada una de sus partes: 

La vulva es la parte externa de los genitales, y se conforma desde el monte de Venus hasta el periné. Sus partes principales son: 

vulva

 

La vagina, por otro lado, es la parte interna y comienza por la entrada de la vagina. A diferencia de la creencia popular, la vagina no posee suficientes terminaciones nerviosas –por lo que las sensaciones no son tan intensas como las que se experimentan en la vulva–. Y posee un mecanismo de autolimpieza y autocuidado muy especial y peculiar a través del flujo vaginal. Sus partes son: 

endometriosis

Descubre más sobre Endometriosis y sus síntomas dando click aquí. 

Podríamos decir entonces que la zona íntima implica tanto la vulva como la vagina. Si bien ambas se encuentran en la misma zona, requieren de cuidados distintos una de la otra.

 

Hablemos de la higiene de la vulva 

 

Generalmente hablando, a las mujeres cis nos han enseñado a no tocar nuestra vulva. Es más, hasta nos han enseñado palabras para evitar nombrarla. En palabras de la fisioterapeuta Marta Torròn, estamos hablando de que nos borraron nuestro cuerpo, y ahora todo lo relacionado con la vulva nos es ajeno y hasta bochornoso. Incluyendo su higiene. 

Como ya hemos mencionado, conocer y reconocer cada una de las partes de nuestra zona íntima nos permitirá no sólo prevenir momentos de estrés y angustia cuando una copa menstrual se atasque en la vagina, también a garantizar una salud sexual plena a la hora de identificar enfermedades o infecciones. 

Estar en contacto con la higiene de nuestra vulva ayudará a prevenir enfermedades e infecciones: desde vulvodinia hasta vulvovaginitis. Pero ojo, es diferente un malestar de la vulva y una infección vaginal –en la zona interna, y que puede producir incomodidades en la entrada de la vagina y sentirla en la vulva–. Los malestares de la vulva pueden estar relacionados con la higiene, un fenómeno psicosomático o una reacción a algún medicamento, y los de la vagina con una alteración en su ecosistema derivado a patógenos o bacterias. 

Cada caso es único y es indispensable individualizar los síntomas para poder comprender su causa y su solución. 

 

¿Qué pasa cuando nuestra vulva huele mal y pica? 

 

En el caso de que tu vulva tenga los siguientes síntomas: 

  • Olor muy intenso de sudoración encapsulada. Es importante no confundir este olor con el de una infección vaginal, el cual se asemeja al olor de pescado. 
  • Picor
  • Irritación e inflamación
  • Manchas blancas que se asemejan un poco al requesón entre los labios externos e internos. 

Estos síntomas se relacionan con la acumulación de esmegma, secreciones NORMALES que se suelen acumular entre los labios vulvares y la base del glande. El esmegma es una secreción que aparece con la sudoración de cada día. 

¿El esmegma es una infección? No, no es una infección pero podría llegar a desencadenar una si no se realizan rutinas de higiene cada día. 

Dale una limpieza extra a tu copa menstrual y bolas chinas con este limpiador íntimo 

plantas

 

¿Cuáles son los cuidados que requiere la vulva?

 

Antes que nada, es importante señalar que la vulva tiene su olor particular y eso ESTÁ BIEN. No es necesario desodorantes o duchas íntimas para lograr que huela a rosas –porque una vulva no huele a rosas: huele a vulva. 

 

Para evitar que la vulva acumule un olor intenso y un exceso de esmegma, te compartimos una lista de consejos y recomendaciones: 

  • Durante la ducha, sólo remueve los labios externos para que con los dedos y el agua se vaya retirando el esmegma. No es necesario usar jabón ni shampoo vaginal –salvo cuando la ginecóloga lo receta–. Nada de jabón o shampoo vaginal.
  • Procura usar ropa íntima o bragas de algodón para que la vulva pueda respirar sin mantener el sudor. 
  • Airea la vulva liberándola de la ropa íntima durante algunas horas del día. Una idea es dormir completamente desnuda. 
  • No hagas duchas vaginales
  • Dos o tres veces a la semana, agarra un espejo de mano y observa a tu vulva si posee restos de esmegma. 

Disfrutar de una salud sexual desde la higiene cotidiana y la normalización de la vulva permitirá traer a consciencia ese cuerpo que nos lo borraron durante toda nuestra vida. Garanticemos nuestra salud como un acto de resistencia política. 

 

Escríbenos tus dudas a: [email protected] 

 

Autora de la nota: @maria.jose.ca

Autora de la nota: Maria Jose CA

Psicoterapeuta Certificada. Individual & Pareja. Talleres & Charlas (+ Tuppersex). Trauma. Sexualidades. Educación sexual. Migración. LGBTQ+ | Content Strategy. Writing. Digital Traffic Management. Creative Initiatives.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza Cookies para brindarte una excelente experiencia de navegación. Puedes ver las políticas aquí Cookies Sigue navegando o acepta las cookies para no ver más este mensaje.

Cookie settings

Below you can choose which kind of cookies you allow on this website. Click on the "Save cookie settings" button to apply your choice.

FunctionalOur website uses functional cookies. These cookies are necessary to let our website work.

AnalyticalOur website uses analytical cookies to make it possible to analyze our website and optimize for the purpose of a.o. the usability.

Social mediaOur website places social media cookies to show you 3rd party content like YouTube and FaceBook. These cookies may track your personal data.

AdvertisingOur website places advertising cookies to show you 3rd party advertisements based on your interests. These cookies may track your personal data.

OtherOur website places 3rd party cookies from other 3rd party services which aren't Analytical, Social media or Advertising.