Los miedos en el embarazo y postparto más frecuentes

Tiempo de lectura: 5 minutos

Es normal sentir miedo sobre todo en periodos de mucho cambio, incertidumbre y momentos de adaptación –como durante el embarazo, posparto y puerperio. 


 

Los miedos en el embarazo y postparto más frecuentes

 

El miedo es una emoción primaria; es decir, es una emoción muy funcional que garantiza nuestra supervivencia. La data científica ha comprobado que el miedo es funcional tanto en nuestras diferentes culturas como en cualquier otra especie mamífera. Así, desde nuestros inicios como especie, el miedo ha tenido una función principal: nuestra supervivencia. 

Como ya dijimos, el miedo es funcional ya que nos ayuda a revisar que todo esté “en orden”, estar pendientes de lo que necesitamos y reaccionar para adaptarnos a los cambios en el entorno. Sin embargo, el miedo deja de ser funcional cuando, en vez de dar un empujón a la acción, nos paraliza, obsesiona, frena e invade nuestras vidas. Es decir, cuando la gestión que hacemos de éste nos causa mayores consecuencias que su causa real.

Es normal sentir miedo sobre todo en periodos de mucho cambio e incertidumbre –como en el caso del confinamiento y pandemia de COVID–. También sentimos miedo en momentos donde nos tenemos que adaptar constantemente a nuevos contextos: como lo es el embarazo, el postparto y puerperio.

A continuación, mencionaremos cuáles son los miedos más comunes durante el embarazo, parto, postparto y puerperio.

 


❗️DATO CLAVE:  El miedo es funcional, es decir que nos ayuda a revisar, estar pendientes de lo que necesitamos y reaccionar para adaptarnos al entorno.

 

Miedos en el embarazo

Como ya mencionamos anteriormente, los miedos en el embarazo pueden surgir como un mecanismo de protección y adaptación a cambios significativos en nuestro entorno. Y es aún más común tener miedo en el embarazo tanto por el bienestar de una misma como del bebé que llevamos dentro. Por lo que, si estás teniendo estos miedos: ¡Está bien! Que sepas que se trata de un proceso adaptativo normal y natural para prepararte mejor ante los cambios venideros. 

 

Miedo a que le pase algo al bebé

 

Uno de los primeros miedos en el embarazo que podemos sentir al recibir la noticia de que estamos embarazadas es que el bebé pueda sufrir algún daño. Este miedo puede ser mayor en casos que previamente se haya sufrido un aborto no deseado durante el embarazo. A causa de esto, puede haber una mayor tendencia a revisiones médicas y mayor número de ecografías, lo cual nos puede conducir a falsos diagnósticos y posibles consecuencias en el desarrollo del bebé.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se hagan de dos a tres ecografías en todo el embarazo. La primera entre las 11 y 13+6 semanas de gestación, la segunda alrededor de la semana 20 de embarazo. Y, aunque no hay evidencia que una tercera ecografía –de manera rutinaria, en embarazos de mujeres sanas–  aporte beneficios, se suele hacer una alrededor de la semana 32 – 35 de embarazo.

 

Miedo al parto 

 

A medida que se acerca la fecha probable de parto, es muy común que los miedos alrededor del parto vayan surgiendo. 

Algunos de los miedos en el parto más comunes están relacionados con:

  • la integridad de la mamá y el bebé
  • el uso de instrumental en el parto – como ventosas o fórceps –
  • que el parto acabe en cesárea
  • miedo al dolor en el parto
  • miedo a la violencia obstétrica
  • miedo tras una experiencia traumática anterior – violencia obstétrica en partos anteriores o experiencias de abuso sexual y violación -.

Es importante comprender que si bien el miedo es un mecanismo de defensa para garantizar nuestra supervivencia, necesitamos regular su presencia en el cuerpo durante el embarazo y el parto. Esto se debe a que altos niveles de miedo y estrés son los peores aliados antes y durante el parto. Primeramente el miedo provoca una disminución de la tolerancia al dolor –es decir, puede haber un mayor sufrimiento y dolor en el parto– y una prolongación de éste.

 


💥BONUS: Hablemos sobre el puerperio y cómo afecta a la mamá

 

También se sabe que el miedo hace que se segreguen altas cantidades de adrenalina, una hormona que dificulta la segregación de oxitocina, hormona principal para un buen transcurso del parto. Es decir, que el propio miedo al parto puede dificultar el buen desarrollo de la oxitocina.  

Por tanto, para que el parto sea una experiencia positiva, es importante que este miedo se pueda regular mediante un parto humanizado e informado. De este modo, el parto humanizado hará que la mujer se sienta protagonista del proceso, informándola de lo que está sucediendo en cada momento, apoyándola y escuchando sus necesidades. Es decir, una manera para regular el miedo en el parto es actuar de manera que la madre pueda empoderarse de su propio proceso. 

 


🥇 PRODUCTO RECOMENDADO 🥇

lubricante sensual intim | blog de sensual intim


Miedo durante la crianza: ¿lo estaré haciendo bien?

 

Hay miedos que empiezan en el embarazo y es muy común que se extiendan durante el posparto, puerperio e incluso durante los años que dure la crianza de los/as/es hijos/as/es. Por ejemplo, pensamientos como “¿lo voy a hacer bien?” o “¿lo estaré haciendo bien?”, son frases recurrentes que pueden ser muy invasivas, llenándonos de inseguridades y haciéndonos dudar de nuestras capacidades. 

Estos miedos e inseguridades están relacionados en cómo se validan las capacidades de la madre y/o padre –si hay esta figura en la familia–, el autoconcepto que tenga de sí mismo/a/e y, también, del apoyo emocional que reciba. Si alguien externo a la madre y/o padre está constantemente diciéndole cómo cuidar al bebé o criticando las acciones que se están llevando a cabo, al final la madre y/o padre sentirán que no saben cuidar de su bebé, que no son válidos para ello.

Así como, el apoyo emocional que se recibe en estas etapas tan sensibles, son clave para que la madre y/o padre formen un buen concepto de sí mismos como madre o padre. El apoyo emocional puede ser una mirada cómplice, palabras de consuelo, ir a tomar un café, tranquilizar o animar cuando sea necesario, así, procuraremos reforzar la autoconfianza.

 


💡Tip Sensual Intim
Si sientes que estos miedos o preocupaciones están impidiéndote disfrutar de tu embarazo o crianza, te recomendamos que te asesores en cómo puedes manejar estas emociones. ¡Hay muchas opciones que pueden ayudarte!

 

Descubre mucho más sobre embarazo, parto y postparto en el blog de Sensual Intim y nuestro canal de YouTube.

Vive una sexualidad plena durante el embarazo con nuestro lubricante natural de Sensual Intim.

Autora de la nota: @cristinabrull.psicologia

Autora de la nota: Cristina Brull

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza Cookies para brindarte una excelente experiencia de navegación. Puedes ver las políticas aquí Cookies Sigue navegando o acepta las cookies para no ver más este mensaje.

Cookie settings

Below you can choose which kind of cookies you allow on this website. Click on the "Save cookie settings" button to apply your choice.

FunctionalOur website uses functional cookies. These cookies are necessary to let our website work.

AnalyticalOur website uses analytical cookies to make it possible to analyze our website and optimize for the purpose of a.o. the usability.

Social mediaOur website places social media cookies to show you 3rd party content like YouTube and FaceBook. These cookies may track your personal data.

AdvertisingOur website places advertising cookies to show you 3rd party advertisements based on your interests. These cookies may track your personal data.

OtherOur website places 3rd party cookies from other 3rd party services which aren't Analytical, Social media or Advertising.