¿Qué son los dilatadores vaginales? 

Esta herramienta terapéutica es perfecta para tratar distintos trastornos del suelo pélvico y conseguir múltiples beneficios para tu salud íntima


¿Qué son los dilatadores vaginales? 

 

En general, cuando se habla de dilatadores vaginales se suele pensar que son homólogos de los dilatadores anales. Sin embargo, tras una pequeña pero concisa investigación sobre el tema, podemos darnos cuenta que dilatadores vaginales y anales poco tienen que ver. 

Es decir que mientras los primeros funcionan como una herramienta terapéutica para distintos trastornos de la hipertonía del suelo pélvico, los segundos, al menos algunos, suelen ser usados para el goce erótico festivo. Por tanto, y en otras palabras, los dilatadores vaginales tienen un uso principalmente terapéutico. Igual que las Pelvic Balls, los dilatadores vaginales también tienen la función de cuidar de tu suelo pélvico. Si todavía no conoces las Pelvic Balls descúbrelas. 

 

Hipertonía del suelo pélvico 

 

En Sensual Intim hemos hablado en varias ocasiones los síntomas de un suelo pélvico debilitado. Ahora queremos compartir información relacionada con un suelo pélvico hipertónico, en donde la musculatura de la zona se encuentra como contracturada y vuelve incómodo –e incluso doloroso– el día a día. 

Entre algunas de las causas que pueden ocasionar una hipertonía pélvica, se encuentran: 

  • Una histerectomía o alguna otra cirugía ginecológica. 
  • La pérdida en la elasticidad de los tejidos vaginales por un tratamiento radioterapéutico. 
  • La presencia de espasmos musculares en la zona tras una excesiva tensión. Se le conoce como suelo pélvico hiperactivo. 
  • Vaginismo o dispareunia. 

 

Beneficios de los dilatadores vaginales

 

Por norma general, el uso de dilatadores vaginales requiere un abordaje interdisciplinar. Es decir, se necesita: tanto averiguar las causas físicas y emocionales que pueden ocasionar la contractura de los músculos pélvicos; como presentar un tratamiento biopsicosocial que facilite el bienestar en general. 

Por esta razón, los dilatadores vaginales se suelen usar como una herramienta terapéutica para hacer frente a los malestares. La idea es insertar los dilatadores vaginales mientras se realizan unos ejercicios de contracción y relajación. De modo la persona con vagina pueda tomar consciencia de su cuerpo y desarrollar mayor control en sus músculos vaginales. 

Además, entre los principales beneficios de los dilatadores vaginales se encuentran:

  • Reducir la sensación de dolor durante el coito. 
  • Ayudar en la cicatrización de tejidos recientemente intervenidos por una cirugía ginecológica. 
  • Disminuir la tensión muscular o espasmos del vaginismo. 
  • Permitir una vida en función de la salud sexual de la persona. 
  • Prevenir la fibrosis derivado de una radioterapia pélvica. 

 

¿Cómo usar los dilatadores vaginales?

 

Existen 5 niveles o grosores de los dilatadores vaginales, permitiendo un entrenamiento gradual del suelo pélvico. El cual siempre, siempre, siempre, debe estar prescrito por un profesional sanitario y con un diagnóstico personalizado. 

Dependiendo de lo que recomiende el especialista sanitario, selecciona el dilatador con el grosor y tamaño adecuado para ti. Después de lavar el dilatador vaginal con agua templada y jabón neutro, y estar tumbada boca arriba en la cama, coloca almohadas o cojines bajo tus piernas permitiendo que estén dobladas, elevadas y relajadas. Con una respiración profunda diafragmática presta atención al ritmo del suelo pélvico –se abre y extiende en cada exhalación–. 

 

Es momento de contraer y relajar los músculos pélvicos, como los ejercicios de Kegel pero a la inversa. Y con una pequeña cantidad de lubricante con base en agua, introduce el dilatador gradualmente hasta que sientas un poco de tensión –pero nunca dolor–. Se debe tolerar bien la inserción mientras se respira de manera relajada y profunda. 

En ocasiones, para alargar y elastificar los tejidos, se suele recomendar introducirlo cada vez más profundo, rotarlo, mover suavemente hacia dentro y hacia fuera, masajear haciendo un movimiento circulares, progresar al siguiente nivel o tamaño del dilatador, etcétera. 

Autora de la nota: @maria.jose.ca

Comentarios

  1. Ana arroyo dice:

    Los
    Dilatadores son de uso personal? O puedo lavarlos y compartirlos con alguien más?

    1. Maria Jose dice:

      Por cuestión de salud sexual, es preferible que sean de uso personal 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día sobre menstruación y salud pélvica?

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un fantástico 15% de descuento.
ENVIAR
* Al introducir tu email aceptas los términos y condiciones.
close-link

Esta página web utiliza Cookies para brindarte una excelente experiencia de navegación. Puedes ver las políticas aquí Cookies Sigue navegando o acepta las cookies para no ver más este mensaje.

Cookie settings

Below you can choose which kind of cookies you allow on this website. Click on the "Save cookie settings" button to apply your choice.

FunctionalOur website uses functional cookies. These cookies are necessary to let our website work.

AnalyticalOur website uses analytical cookies to make it possible to analyze our website and optimize for the purpose of a.o. the usability.

Social mediaOur website places social media cookies to show you 3rd party content like YouTube and FaceBook. These cookies may track your personal data.

AdvertisingOur website places advertising cookies to show you 3rd party advertisements based on your interests. These cookies may track your personal data.

OtherOur website places 3rd party cookies from other 3rd party services which aren't Analytical, Social media or Advertising.