¿Qué es la hipotonía e hipertonía del suelo pélvico?

El suelo pélvico es una musculatura que, al igual que el resto de músculos del cuerpo, se puede debilitar o fortalecer. Es importante detectar si sufres una hipotonía o hipertonía del suelo pélvico para corregirlo.


¿Qué es la hipotonía e hipertonía del suelo pélvico?

 

Cuando escuchamos por primera vez el término de “suelo pélvico”, a nuestra mente pueden venir una serie de zonas en nuestro cuerpo sin tenerlo del todo claro: en dónde está, cómo es, qué es. Probablemente al principio podamos confundir su sitio y sus funciones. Incluso pasar varias décadas sin tener conocimiento de su existencia y sobrevivir con compresas diarias para las pérdidas de orina. O inclusive experimentar una penetración dolorosa ante unas paredes vaginales contracturadas. 

Ir descubriendo que parte de nuestro abdomen, entrepierna e inclusive la espalda baja y glúteos están fuertemente relacionados en una musculatura llamada suelo pélvico, permite regular un pánico descontrolado. Conocer nuestro cuerpo nos permite, de alguna manera, apropiarnos de él, entenderlo y procurar satisfacer sus necesidades más básicas. En especial en momentos en que nuestro suelo pélvico pueda estar hipertónico o hipotónico. 

 

¿Qué es la hipotonía pélvica?

 

La hipotonía pélvica, o el debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico, sucede cuando el cuerpo ha pasado varios años sin realizar mucho ejercicio, cargar objetos pesados generando exceso de presión en la musculatura pélvica, pasar por cirugías en la zona abdominal y genital, entre otras condiciones de vida cotidiana. 

Un cuerpo con hipotonía pélvica suele pasar por: 

  • Pérdidas de orina, heces o flatulencias cuando estornuda, tose o salta; 
  • aires vaginales; 
  • vagina abierta; 
  • tener ganas de ir al baño varias veces al día o en la noche; 
  • sentir un bulto o peso vaginal a la hora de sentarse; 
  • dolor con una penetración profunda; 
  • dificultad para tener un orgasmo. 

Las pautas que suelen darse en casos de suelos pélvicos debilitados o hipotonía pélvica suelen ser los ejercicios de Kegel, el uso de las bolas chinas, respiración y corrección de postura de hipopresivos, entre otros. 

 

¿Qué es la hipertonía pélvica?

 

La hipertonía pélvica, o una contractura en la musculatura del suelo pélvico, es una condición en donde los músculos del abdomen trasverso, la entrepierna y la espalda baja (incluyendo el trasero) están tan tensos que vuelve casi imposible la flexibilidad del cuerpo. Se asocia muchas veces con casos de vaginismo (incapacidad de las paredes vaginales abrirse), dispareunia (dolor durante las prácticas sexuales) y rigidez corporal.

Algunos de los síntomas de la hipertonía pélvica son: 

  • Dolor en las prácticas sexuales con penetración (principalmente dolor externo); 
  • Dificultad o dolor para introducir objetos como la copa menstrual, bolas chinas o tampones; 
  • A veces existe dolor siquiera al contacto de la ropa interior; 
  • Dificultades para orinar; 
  • Infecciones de orina muy frecuentes, con rasgos de infecciones de hongos como la candidiasis; 
  • Ganas incontrolables de ir al baño a orinar; 
  • Dolor en el coxis cuando se está sentada. 

Las pautas que suelen brindarse a la hora de descontracturar al suelo pélvico son ejercicios de corrección de postura de hipopresivos, danzas estilo oriental o latinas, sentarse sobre un churro de piscina mientras se masajea la zona pélvica, introducir una bala vibratoria para normalizar y sensibilizar la zona, masaje vulvar introduciendo un dedo en la entrada de la vagina, y hacer uso de dilatadores vaginales. Es importante hacer los ejercicios de la mano con el conocimiento de un especialista del suelo pélvico que conozca el caso en particular. 

La musculatura del suelo pélvico es, como el resto del cuerpo, ejercitable. Es decir, puede cambiar y tonificarse adecuadamente si se realizan los ejercicios adecuados. Por ello es recomendable tanto conocer el cuerpo de una como el hacer visitas a la sexóloga y fisioterapeuta especialistas en suelo pélvico de cabecera. 

Autora de la nota: @maria.jose.ca

 

 

Consigue tus Pelvic Balls dando click aquí. 

Más en Sensual Intim: 

Prolapso pélvico y sus consecuencias en la salud

Descubre cómo corregir la postura para un suelo pélvico saludable 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día sobre menstruación y salud pélvica?

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un fantástico 15% de descuento.
ENVIAR
* Al introducir tu email aceptas los términos y condiciones.
copa
close-link

Esta página web utiliza Cookies para brindarte una excelente experiencia de navegación. Puedes ver las políticas aquí Cookies Sigue navegando o acepta las cookies para no ver más este mensaje.

Cookie settings

Below you can choose which kind of cookies you allow on this website. Click on the "Save cookie settings" button to apply your choice.

FunctionalOur website uses functional cookies. These cookies are necessary to let our website work.

AnalyticalOur website uses analytical cookies to make it possible to analyze our website and optimize for the purpose of a.o. the usability.

Social mediaOur website places social media cookies to show you 3rd party content like YouTube and FaceBook. These cookies may track your personal data.

AdvertisingOur website places advertising cookies to show you 3rd party advertisements based on your interests. These cookies may track your personal data.

OtherOur website places 3rd party cookies from other 3rd party services which aren't Analytical, Social media or Advertising.