Seed cycling: regula las hormonas de tu ciclo menstrual

Una manera de lograr que el sistema endócrino esté balanceado es con una dieta equilibrada, rica suficientemente de nutrientes, proteínas, carbohidratos, verduras y grasas.

Seed cycling o cómo regular las hormonas de tu ciclo menstrual

Como lo hemos comentado en otras publicaciones, el ciclo menstrual puede verse influenciado por distintos factores: el estrés, la alimentación, la higiene de sueño, el estado de ánimo, etcétera. Los efectos de estos diversos factores en el ciclo menstrual puede variar: se nos adelanta o atrasa la regla, los síntomas del síndrome premenstrual pueden ser particularmente dolorosos e inclusive las reacciones emocionales terminan variando apresuradamente debido a la fluctuación de hormonas. 

No obstante, también es posible sacar partido de la sensibilidad del ciclo menstrual frente a diversos factores. Con esto queremos decir que existen métodos naturales y saludables para regular la fluctuación hormonal característica de nuestro ciclo menstrual. Como por ejemplo, el seed cycling (o el “ciclo de semillas”). 

Pero primero lo primero.

¿Qué es el seed cycling?

Durante el ciclo menstrual, nuestro cuerpo realiza una danza muy bien sincronizada entre glándulas, hormonas y órganos. De modo que para gozar de un ciclo pleno, es indispensable regular y balancear el sistema endócrino. 

Una manera de lograr que el sistema endócrino esté balanceado es con una dieta equilibrada, rica suficientemente de nutrientes, proteínas, carbohidratos, verduras y grasas (además de dormir bien, evitar alimentos inflamatorios como azúcar procesada, antibióticos, etcétera, regular el estrés, etcétera). Aquí es donde entra el seed cycling, una herramienta de apoyo para regular los nutrientes y las hormonas en nuestro cuerpo a lo largo del ciclo menstrual. 

Las semillas son productos de la naturaleza que, además, son accesibles y fáciles de conseguir. Basta crear el perfecto balance entre estrógenos y progresterona (las hormonas clave del ciclo menstrual) mediante los alimentos para balancear nuestro sistema endócrino. De acuerdo con el seed cycling, se puede realizar de la siguiente manera: 

  • una cucharada de semillas de linaza y otra de semillas de calabaza a diario durante las primeras dos semanas del ciclo (en la fase folicular); 
  • una cucharada de semillas de girasol y otra de sésamo a diario durante las últimas dos semanas del ciclo (en la fase lútea). 

Beneficios de practicar el seed cycling

Además de regular la producción de estrógeno y progesterona en nuestro cuerpo, llevar a cabo este tipo de apoyo alimentario puede proveer beneficios como: 

  • reducción del dolor o hipersensibilidad en los senos, fibromas, períodos irregulares, retención de líquidos y dolores de cabeza; 
  • disminuye el cansancio, aumento de peso, depresión e insomnio; 
  • mantiene la piel tersa y nutriente, previniendo la incidencia de infecciones de vejiga y sequedad vaginal; 
  • ayuda a prevenir el síndrome de ovarios poliquísticos, acné, migrañas, problemas de embarazo, cólicos. 

Esto se debe a que estas semillas poseen propiedades que ayudan al cuerpo a generar un balance nutricional. Dado que las semillas tienen un alto contenido de ácidos grasos omega 3, ayudan a bloquear el exceso o la carencia de las hormonas afectadas. Además que son súper minerales que ayudan a cuidar tanto al sistema óseo como al sistema nervioso, mejorando la salud del eje hipotalámico-hipófisis-ovario y reduciendo la sensación de inflamación a lo largo del ciclo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día sobre menstruación y salud pélvica?

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un fantástico regalo.
ENVIAR
* Al introducir tu email aceptas los términos y condiciones.
close-link
Suscrbete a nuestro canal de Youtube
close-link